Obras

En Amanalco de Becerra (Diócesis de Toluca) la casa de soledad recibe a los miembros del Instituto para tiempos periódicos de renovación que les permite recuperar sus fuerzas físicas y espirituales. También es un centro espiritual donde sacerdotes, seminaristas, matrimonios, jóvenes…etc, pueden encontrar un clima favorable para el encuentro con Dios.

Por otra parte, entre los miembros del Instituto que habitan en la casa, algunos participan también en la Educación en la Fe y en la promoción humana de niños, adolescentes y adultos que viven a su alrededor.

En el Centro de formación catequético – ubicado en Toluca, Quintana Roo 706- catequistas de la Diócesis de Toluca u otra diócesis vecina, reciben un sábado al mes una formación teologal, espiritual, pedagógica impartida por sacerdotes y miembros del Instituto.
También allí se reúne una tarde al mes un grupo de lectura “Quiero ver a Dios” que profundiza en la enseñanza del Beato Padre María Eugenio, verdadero maestro y guía en su camino de fe y en su vivencia de la oración.

Fundado por el Ing. Antonio Santacruz Carral en el año de 1957 para permitir que niños, adolescentes y jóvenes de colonias populares pudieran acceder a una educación integral, el Colegio, en su equipo directivo, fue encomendado al Instituto Nuestra Señora de la Vida desde 1976.
Desde los inicios, el proyecto educativo de la Escuela encontró su inspiración en el pensamiento profundamente humanista y espiritual del Evangelio y de su fundador, el Ing. Antonio Santacruz Carral, y tuvo en su centro a la persona, buscando al mismo tiempo que un alto nivel académico, un desarrollo integral que reconozca la dignidad de cada miembro de la comunidad educativa y promueva los valores individuales, sociales, humanos y trascendentes. Su lema “Ama y busca la verdad” sigue alentando a muchos.

Recibe a chicas de provincia o del extranjero, para permitirles continuar con sus estudios en la ciudad de México en una atmósfera familiar y calurosa.